28.11.2019

Limpieza verde, ¿es posible limpiar sin dañar el medio ambiente?

Cómo practicar la eco-limpieza con productos biodegradables

La denominada limpieza verde consiste en el empleo de productos con un reducido impacto medioambiental. Se trata de incluir en nuestra rutina diaria nuevas alternativas para limpiar de manera rápida y fácil, a la vez que ahorramos dinero gracias al menor uso de productos químicos. La limpieza verde apuesta por el uso de ingredientes naturales, así como el aprovechamiento de nuevas tecnologías, que reducen el gasto de agua y energía.

Para aplicar la limpieza verde debemos romper falsos mitos como, por ejemplo, que los productos verdes no son tan efectivos como los tradicionales o que solo se está limpiando bien cuando hay mucha cantidad de espuma. De manera general, el término limpieza hace referencia al conjunto de prácticas que suprimen la suciedad al mismo tiempo que conservan las propiedades de los materiales. Y son muchos los productos biodegradables que consiguen este objetivo.

Hoy en día, podemos encontrar una enorme variedad de productos de limpieza eco-friendly en el mercado, tanto en tiendas físicas como en tiendas online como, por ejemplo, Planeta Huerto o Mundo Ecológico.

También podemos realizar una limpieza verde con productos naturales, los de toda la vida. El bicarbonato se ha usado durante cientos de años en el mundo de la limpieza porque, además de ser muy barato, es realmente efectivo. Para usarlo hay que mezclar unas cuantas cucharadas de bicarbonato con aceite esencial (el olor que más nos guste). Una vez tengamos el ungüento tan solo habrá que esparcirlo con un trapo por la superficie que queramos limpiar. Esta mezcla es capaz de eliminar manchas y desinfectar de manera eficaz.

En el caso de tener muebles de madera, en lugar del bicarbonato, debemos limpiarlos con una mezcla de aceite de oliva y limón. El uso de estos dos ingredientes cotidianos consigue dejar los muebles limpios y brillantes como el primer día, pues desinfecta y a la vez hidrata la madera. Igualmente, el limón es un gran aliado para eliminar los malos olores de las tuberías. Para ello, tendremos que mezclar una buena cantidad de zumo de limón con agua muy caliente y tirarlo por los desagües. Sus funciones antisépticas y odorizantes acabarán con el mal olor.

En cuanto a los cristales y ventanas, la mejor alternativa es limpiarlos con papel de periódico humedecido con agua. Si los cristales están muy sucios, habrá que usar también un poco de alcohol y después secarlo con un paño limpio.

En Iniciativazul creemos que la práctica de la limpieza verde es fundamental para conservar el planeta. Por ello, hemos incorporado a nuestros servicios el sistema de pértigas y agua osmotizada para realizar la limpieza en altura de grandes superficies acristaladas exteriores. Este método ayuda a preservar el medio ambiente gracias a la ausencia de químicos. Si vives en Málaga o alrededores y deseas contratar nuestros servicios, no dudes en contactar con nosotros o pedir tu presupuesto personalizado.

 

27.02.2020

Limpieza y mantenimiento de las barandillas de cristal

Cristales limpios como el primer día

Leer más
21.02.2020

Limpieza de cristales tras fin de obra, consigue un acabado profesional

Limpieza rápida y con resultados duraderos

Leer más