17.07.2020

Limpieza de piscinas en villas y chalets

Desinfección y mantenimiento

En los meses de verano, resulta indispensable mantener siempre limpias todas las piscinas, pues descuidar su mantenimiento puede derivar en un grave foco de infección para las personas. Por ello, la limpieza de piscinas no se trata de una cuestión meramente estética, sino que es ante todo un tema de salud y bienestar para los bañistas. 

Al igual que ocurre con las piscinas comunitarias, las piscinas pertenecientes a villas y chalets tienen una gran actividad durante la temporada de calor. No obstante, la limpieza de estas viviendas de grandes dimensiones conlleva un enorme esfuerzo, sobre todo, si se quiere conservar todas sus instalaciones en perfecto estado, incluyendo, por supuesto, la piscina. Por este motivo, lo ideal es recurrir a una empresa profesional de limpieza que suelen ofrecer un servicio integral (interior de la vivienda, jardines, piscinas y otras instalaciones exteriores). Gracias a su labor, los propietarios o los inquilinos de villas o chalets vacacionales podrán disfrutar de su estancia sin tener que preocuparse por las tareas de limpieza.

Para el cuidado de las piscinas, es importante comenzar por una limpieza general usando una pértiga con red para recoger a diario las hojas y la suciedad que caen al agua. Asimismo, será necesario realizar de manera periódica una limpieza de las paredes y el fondo utilizando un cepillo manual o un limpia fondos, solo de esta manera se conseguirá evitar la formación de cal, algas y otras impurezas.

Tampoco debemos olvidar que el borde de todo el perímetro de la piscina se ensucia con bastante facilidad pues cada vez que se pisa se llena de arena y polvo. Por ello, hay que barrerlo y, posteriormente, limpiarlo con agua. Si el bordillo es de piedra, la mejor opción es utilizar una máquina de agua a presión para arrastrar toda la suciedad incrustada. Para completar la limpieza y garantizar un buen mantenimiento de la piscina también será necesario limpiar cada cierto tiempo las canalizaciones, tuberías, “skimmers”, tapaderas, focos, escaleras y sumideros.

Por otro lado, además de la limpieza, es importante controlar siempre la medición del pH del agua, cuyo nivel debe situarse entre el 7 y el 7,8. En el caso de estar por debajo de 7 aumenta el riesgo de proliferación de algas, gérmenes y bacterias, sin embargo, si está por encima de 7,8 puede provocar irritación en la piel y en los ojos de las personas. Normalmente, para controlar el nivel de pH se utiliza el cloro, aunque también existen otros productos como la electrolisis salina, el oxígeno activo o los anticales, fungicidas y alguicidas.

Si vives en Málaga o alrededores y deseas contratar los servicios de limpieza de piscinas de villas o chalets, en Iniciativazul ponemos a tu disposición a nuestro equipo de operarios altamente cualificado. Proporcionamos y garantizamos una limpieza e higienización inmejorable. No dudes en contactar con nosotros o pedir tu presupuesto personalizado.

24.07.2020

Limpieza de barandillas de cristal en zonas exteriores

Cristales transparentes e impolutos

Leer más
10.07.2020

Medidas de seguridad para la limpieza de cristales en altura

Profesionalidad y precaución

Leer más